10º aniversario OMC! – Doña Germana

OMC! DOÑA GERMANA

Un extraordinario trabajo en equipo, el mejor trato para los clientes y la mejora continua, es lo que ha llevado al Salón de Doña Germana, en la ciudad de Valencia a cumplir 10 años abiertos al público. Para todo el equipo, estar de aniversario es todo un reconocimiento a su excelente trabajo diario.

Desde Oh my Cut! queremos dar voz al equipo de Doña Germana y celebrar con ellos estos 10 años, de los que nos sentimos tan orgullosos.
Una magnífica manera de hacerlo, es conocer un poquito más a Rocío Robles, franquiciada del salón como a Patricia Ordóñez, estilista que lleva a su lado desde que Doña Germana abrió sus puertas.

Hemos preparado una ronda de preguntas con el fin de saber más de este gran equipo, que sin duda, seguirán dando muchas alegrías a la familia Oh my Cut!

Entrevista Décimo Aniversario Doña Germana

ENTREVISTA ROCÍO ROBLES

Este mes, Doña Germana está de Aniversario, hace nada más y nada menos que 10 años que abrieron las puertas del salón.

¿Qué destacarías de la gran trayectoria que habéis recorrido junto a Oh my Cut! a lo largo de esta década?

La evolución de la marca y adaptación a los momentos que han ido transcurriendo.

Pregunta de rigor, ¿qué os hizo apostar por Oh my Cut?

Nos daba respeto no conocer el sector, pero vimos que estaba muy bien estructurado y protocolizado el negocio. Había algún salón OMC en la Comunidad Valenciana y nos tiramos a la piscina después de una reunión con los gestores de la marca que nos causó muy buena impresión.

En la vida hay momentos que te mueves por sensaciones y este fue uno de ellos.

¿Qué ha significado para vosotros formar parte de la familia Oh my Cut!?

Conocer y respetar un negocio.

Sabemos que es un sector muy competitivo, pero Oh my Cut! ha sabido diferenciarse de la competencia gracias a la aplicación de la tecnología y la innovación en la experiencia cliente. ¿Qué valor tiene para vosotros, que haya a disposición de los clientes una app que les facilite solicitar turno en el salón?

La digitalización en los negocios, es una realidad que está entre nosotros. Entonces cuando empezamos era muy innovador.

No entendemos el negocio en este momento sin el gestor de turnos.

La formación es una pieza fundamental para el equipo de estilistas y Oh my Cut! está a la última en tendencias, ¿Cómo habéis vivido la evolución que se ha dado estos años? ¿Qué os ha aportado en este aspecto Oh my Cut!?

La formación ha sido una de las piezas claves dentro del negocio. Todos sabemos que sin formación no hay evolución.

Resume brevemente, qué valores de Oh my Cut! a día de hoy, son los que fidelizan a vuestros clientes

 > Relación calidad precio

> Productos

> Tecnología APP

> Precios cerrados (sin sorpresas)

> Imagen de nuestras peluquerías

Hay una gran labor por parte del franquiciado en la gestión de un salón de estas características, a lo largo de toda una década ¿Qué ventajas has encontrado en este modelo de negocio que te facilita la gestión del día a día de tu salón?

Nos encontramos en un sector en el que la gestión de las personas es vital para subsistir en un mercado muy competitivo. Aquí es donde el franquiciado tiene que sobresalir, el resto es parte de la marca.

El que se mete en el mundo de las franquicias debe entender, desde el minuto 1, la función del Franquiciador y el franquiciado.

¿Cómo os gustaría veros dentro de unos años? ¿Tenéis pensado abrir más salones?

Con el IVA reducido, ¡jejeje es broma!, bueno, con el negocio tal y como está ahora, con la evolución de cada momento.

Entendemos el negocio desde el principio como multifranquiciado, es decir, todo el que abre su primer salón, debería terminar con 2 o 3 peluquerías. Más de 3 tiene una complejidad grande por la gestión del personal.

No contemplamos el negocio para tener un único salón.

ENTREVISTA PATRICIA ORDÓÑEZ

¿Cuánto tiempo hace que formas parte de Doña Germana?

Llevo prácticamente desde la apertura, empecé a trabajar en Doña Germana un par de meses después de que abrieran el salón en 2012.

¿Habías trabajado anteriormente en Oh my Cut!?

No, esta fue mi primera toma de contacto con la marca.

¿Qué te animó a trabajar en la familia Oh my Cut!?

Lo conocí en Madrid, como clienta y me gustó el sistema de trabajo, aunque desde que empecé ha evolucionado mucho (para mejor) ;).

Oh my Cut! se caracteriza por estar a la última en tendencias y asesoramiento, ¿en qué confían más vuestros clientes?

A la gente cada vez le gusta más ser asesorada por profesionales, y eso hace la diferencia, el saber recomendar a cada cliente lo que necesita.

¿Qué valor añadido destacarías de Oh my Cut!? Formaciones, App para los clientes, producto propio, precios cerrados…

En general pienso que Oh my Cut! es un valor añadido, el producto propio, que por un precio asequible tienes productos de muy buena calidad y muy buenos resultados, además tenemos nuestras propias formaciones y nuestro propio sistema de trabajo.

¿Qué ventajas encuentras en el respaldo que ofrece la marca, respecto a otro tipo de salones de peluquería y belleza?

A nivel profesional, crecimiento constante con formación para estar a la última en tendencias y productos, y a nivel personal, poder compaginar trabajo y familia, que hoy en día es muy importante.

¿Qué es lo que más te gusta de tu día a día en un salón como este?

Levantar la persiana cada mañana es un reto más a cumplir, estar como en familia después de tantos años y recibir a clientas que vienen la primera vez, para mí es una satisfacción.

¿Qué es lo que más te representa de Oh my Cut!?

El trabajo en equipo, el dinamismo en el salón, y poder personalizar cada trabajo según el cliente lo desee.

Muchas gracias tanto a Rocío como al resto del equipo por compartir con todos nosotros vuestro tiempo y cercanía.
¡Feliz Aniversario!
¡A por otros 10 años más!

Share This: